Girona, gratitud absoluta.

Anoche volvimos a dar voz a “Eternity”. Esta vez a toda la familia y amigos de mi otra casa, Girona.


Una velada muy emotiva, llena de amor en el público y maravillosamente acompañado en el escenario por los maestros: Roberto Amor, Mon Cabrera y Agus Buenafuente. Qué lujo sentirles y trabajar con tanto arte junto.


Ahora de vuelta a tierras canarias para seguir trabajando y poder tener muy pronto el formato físico de nuestro álbum.

¡Un abrazo y mucha música!

También te puede interesar

Deja un comentario